“Constitución, caso Sosa y la Corte”

“DIARIO UNO” DE MENDOZA”

Domingo 30 de agosto 2009

“MDZ On Line”

“POLITICA Y DESARROLLO”

“PREGON AGROPECUARIO”

“CORRIENTES HOY”

“DIARIO EL BOLSON”

“www.bolsonweb.comar”

“CARTA A LOS LECTORES”  QUE NO PUDO SER.

Fue enviada en exclusiva a un medio de Argentina.

Muy cortésmente, mind me respondieron que no se difundía  porque era  “política solicitar el material a publicar y no recibir colaboraciones espontáneas.”

He modificado parte del texto para no identificarlo,  evitando “violar la confidencialidad” que pareciera se me exige por haberme dirigido a ellos.

Agradeceré a quienes quieran difundirla en el mundo  aunque no me la hayan solicitado.

Los saludado muy atentamente.

www.edgardocivitevans.com

“CONSTITUCION, CASO SOSA Y LA CORTE SUPREMA”

El llamado “Caso Sosa” se refiere a la situación del ex procurador de Santa Cruz, que fuera echado del cargo por los Kirchner por investigar lo que no debía: “¿dónde fueron a parar los casi U$S. 600.000.000 que recibiera  esa provincia por regalías de petróleo?”

La Corte Suprema sentenció que había sido injustamente despedido. Pero, a pesar de los años transcurridos nunca fue reincorporado.

Felicito a quienes escriben sobre el caso “Sosa” y a los miles de argentinos que luchan por la LEGALIDAD, como los doctores Andrés Vivanco, Marcos Oliva Day y Daniel Sabsay, que con el ex diputado Daniel Flores intentan algo difícil: “que se haga justicia.” A Ricardo Monner Sans y Ricardo Schäfenstein por sus denuncias sobre casos de corrupción.

Incorporé el “Caso Sosa” y otros, a mi denuncia contra el Poder Ejecutivo y la Corte Suprema, formulada ante la Comisión Inter Americana de Derechos Humanos en julio del 2008, por la violación de derechos consagrados en la Constitución Nacional y Tratados Internacionales; el Código Procesal Penal y Leyes como la Nº 25.156 de Defensa de la Competencia y Nº 24.240 de Defensa de los Usuarios y Consumidores.

En el caso de defensa de la competencia, la Corte Suprema con arbitrariedad; habiéndose producido la pérdida de jurisdicción por agotamiento de instancia (tanto así que admite un recurso después que había dictado fallo definitivo y ordenado el archivo del expediente); apelando a normas que no eran de aplicación; sin considerar los Códigos obligatorios, emite nuevo fallo contrario a otros anteriores.

No tuvo en cuenta lo peticionado en la acción y la abundante prueba ofrecida; no consideró las 21 resoluciones de los Magistrados inferiores; resolvió contra su propia unánime Jurisprudencia.

La sentencia de la Corte no sólo es arbitraria y contradictoria, sino también arbitria, preclusoria;  resuelve sobre cuestiones no planteadas en la acción; es incongruente.

Prescindió del principio de “cosa juzgada”.

En 9 meses, en la misma causa, con los mismos actores y objeto, con “preclusión” que la misma Corte ha condenado, emitió dos fallos totalmente opuestos (contrarios). Excluyo a los 3 ministros que no votaron tan increíble fallo.

En el Expte. 77.334 mediante acción de amparo, se solicitaban el cumplimiento de la Constitución y leyes vigentes, como la Nº 25.156 de Defensa de la Competencia.

La Corte Suprema contrariando su fallo anterior, condenó incluso con costas, a quien cometió semejante osadía.

La Doctrina y la propia Corte han opinado que las sentencias que adolecen de tales defectos son nulas.

¿Cómo alguien puede pedir que se cumplan la Constitución y la Ley en Argentina?

Otra demostración que queda poco de república.

Y que el Derecho, la Justicia y la Moral, no van de la mano en nuestro país, como pretendía el genial Aristóteles.

Este caso, como el del doctor Sosa, no tiene precedentes en la historia judicial del mundo.

Junto con los súper poderes, y otros, acreditan que la Constitución y las leyes tienen vigencia relativa, según de quienes se trate.

En este que menciono, estuvo “directamente” involucrada la persona a quien luego Néstor Kirchner le vendiera los famosos terrenos de CALAFATE, que compró al Estado por monedas y se los vendió en millones de dólares.

Antes, lo había condecorado con la “Orden de Mayo”, máxima distinción nacional a extranjeros.

¡Puras casualidades que se dan en la vida!

El desprecio por la Constitución, las Leyes y los contratos; el autoritarismo; lograron que Argentina esté considerada entre las naciones con menor seguridad jurídica.

Inseguridad, corrupción, drogadicción y delincuencia.

Donde los Kirchner, como Luis XIV, creen que “el estado soy yo”, y hacen con los bienes públicos lo que quieren.

Argentina siglo XXI: Mucha pobreza y miseria. Pocos, vinculados al poder, muy ricos. Lamentable.

Edgardo Civit Evans

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario