B. H. N., 21 años después, desde Miami

Intervención en el Banco Hipotecario Nacional

En julio de 1989 fui designado Interventor del Banco Hipotecario Nacional, patient en pleno proceso hiper inflacionario. El banco estaba al borde de la quiebra. Pero estaban las casas donde vivían familias argentinas que debían protegerse.

No tenía Directorio ni Síndicos.

Designé un Consejo Asesor Honorario integrado por representantes de todas las entidades representativas de Argentina en materia de viviendas (consejos profesionales, viagra cooperativas, mutuales, cámaras de empresas de la construcción y proveedoras). A nadie le preguntamos de que partido político venía. Sólo si quería colaborar para salir de la crisis.

En total fueron 25 personas que trabajaron en forma honoraria, o sea sin cobrar absolutamente nada.

Teníamos reuniones los días miércoles. Entre todos participamos de la fijación de políticas que permitieron reactivar 51.000 viviendas, sin pedir redescuentos al B. C. R. A.

En el lugar de los Síndicos requerí que la Sindicatura General de la Nación auditara mi gestión.

Presté el despacho de la vicepresidencia del B. H. N. a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que designó al doctor Solá, segundo del Fiscal, doctor Luciano Molinas.

Puse a disposición de la Justicia Federal 6 grandes oficinas de la Gerencia General para que investigaran las gestiones anteriores, y la mía.

Cuando renuncié, fui a la Cámara de Diputados y de Senadores a informar sobre la gestión. El Senado tuvo la deferencia de designar una Comisión compuesta por legisladores de todos los bloques para acompañarme hasta la puerta y despedirme.

Han pasado 21 años.

Hoy, con emoción extrema intercambié notas con quien fuera uno de los integrantes de aquél Consejo Asesor Honorario, un destacado arquitecto que desde hace años reside en Miami.

Me permito compartir con quien lea este sitio lo que me escribió en forma textual.

Sus expresiones son el mayor y mejor homenaje que puedo dejarles a mis hijos.

Edgardo Civit Evans

Dardo Etchichury – El 12 de septiembre a las 22:17

Querido Edgardo,

Tuve el agrado de formar parte del Consejo Honorario del BHN en tus primeros días de gestión.

En esa mesa se discutían temas relevantes de una Argentina incendiada, fuiste un brillante creador de ideas y de gestiones inmediatas. No te tembló el pulso para sacar a los corruptos del camino.

Pero también me acuerdo el porque de tu renuncia, eso te hace grande y honesto como ninguno, el país necesita unos cuantos como vos y te aseguro que cambia en muy poco tiempo, no hay que robar, hay que hacer y vos lo supiste llevar a cabo, guardo un muy buen recuerdo de tu gestión y de tu equipo, ojalá encuentres con Duhalde un lugar donde puedas actuar y desarrollar tu talento y honestidad.

El mejor regalo para tus hijos no fue una casa, fue tu hombría de bien que dio al país y al BHN lo que necesitaba.

Un gran abrazo desde Miami.

Arq. Dardo Etchichury


Facebook

Dardo Etchichury te ha enviado un mensaje.

El 13 de septiembre de 2010 a las 3:19

Re: BHN

Edgardo, que alegría que me recuerdes así. Gracias!! Cuentas con mi apoyo para difundir esto y también aquello que decías cuando sacabas una lista de gente que pagaba una cuota donde era mas caro el boleto de un subte que la cuota que pagaban, era increíble y vos los pusiste al día haciendo que pagaran lo correcto, para que otros pudieran acceder al crédito del BHN, para lo cual fue creado, también la famosa ley 830, creo que era, conocida como la ley de los famosos, donde varios de la UCR sacaron casas que no eran dignas del BHN sino de otros préstamos, en fin no hay que mirar para atrás.

Tenés todo el potencial para hacer una Argentina nueva, sabes rodearte de gente capaz y honesta y con ese equipo no podes fallar, el mensaje a tus hijos es que sientan orgullo del padre que tienen, no sos famoso ni conocido por robar, sino por ser honesto y no querer compartir coimas que se repartían por doquier en ese momento.

Recuerdo cuando nos leíste tu dimisión y todos te aplaudimos, aunque con cierta pena de perder una figura tan emblemática para el Banco.

Siempre estuve dedicado a la vivienda en Argentina y también aquí en Miami, llevo una llama encendida dentro mío que supieron encender aquellos hombres y mujeres que acompañaron tu gesta.

No recuerdo muchos nombres, pero se que estaban todo el universo de la Vivienda Argentina junto a vos, quizás eso molestó a los del edificio del frente, no tenían retorno, no había caja del BHN, ¿¿como era posible??

Porque se encontraron con alguien que respetó a los que creyeron en el banco para comprar su vivienda sin que los demás hicieran su negocio.

Pocos conocen el porque de tu retiro, pero nadie podrá decir que tu paso fue fugaz, dejaste una marca de fuego llamada honestidad, que después se encargaron de borrar con una venta fraudulenta.

¿Quien se va de Presidente del BHN con las manos vacías? ¿quien se va sin dejar acomodos y préstamos a los amigos? ¿quien se va porque no quiere coimas?, pues uno solo y se llama Edgardo Civit Evans un ciudadano honesto que quería hacer un país y un Banco grande, no lo dejaron.

Arq. Dardo Etchichury

Facebook

13 de setiembre del 2010, a las 3:40

Que gran verdad Edgardo, tenes que escribir y compilar todo esto, mucha gente lo debe conocer, es el mejor regalo y legado a tus hijos y familia y a los que te acompañamos con orgullo y sin ser funcionarios, sino con nuestro propio tiempo para hacer un país grande.

Arq. Dardo Etchichury

Dardo, cumplo con tu pedido. ¡Muchas gracias!

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario