Desplome mundial

“EL ZONDA” de SAN JUAN
23 mayo del 2006

Lunes “negro”

Incertidumbre generalizada provocó desplome en mercados financieros

Existen fuertes temores de que las presiones inflacionarias de Estados Unidos lleven a la Reserva Federal a subir las tasas de interés. Analistas consultados por Diario El Zonda coincidieron que hubo una “sobrereacción” y “exageración” de los mercados.

La incertidumbre tiñó de negro los mercados mundiales. Las bolsas de América, tadalafil Asia y Europa, ampoule experimentaron ayer la jornada más negativa en lo que va de 2006.

En un contexto de bajas generalizadas, el Merval retrocedió ayer 3,91% a 1590,73 después de haber tocado un fondo de -7,13 % una hora antes del cierre. Ante el alarmante volumen negativo que mostraron las bolsas, analistas financieros y economistas concordaron que el comportamiento de los mercados internacionales se debió al temor de la creciente espiral inflacionaria norteamericana. Esto generaría nuevas alzas en las tasas de ese país, desacelerando su crecimiento.

“Lo que pasó hoy (por ayer), fue un gran movimiento de adversión del riesgo, por parte de inversores que están tratando de protegerse con activos financieros más seguros, ante el temor de que el ciclo alcista de la tasa de interés de la FED (Reserva Federal de Estados Unidos) pueda impactar negativamente en el ritmo de crecimiento de la economía mundial y también en el precio de los comodities, lo cual es lo que tendría mayor impacto respecto de la región”, explicó el analista Javier Alvaredo de MVA Macoreconomía.

En similar sintonía, el economista Edgardo Civit Evans comentó que ante algún riesgo, el que tiene reservas y éstas se ven en peligro, escapa para otro lado. “Esto es lo que está sucediendo respecto a cómo los inversores están yendo, en las distintas economías, hacia el oro o hacia otro tipo de bienes que puedan preservase ante la caída de sus ahorros”.

Sin embargo, la histeria de los mercados -que colmó el vaso ayer- se nutrieron de otros factores. El gran endeudamiento y la expectativa ante indicadores económicos estadounidenses, el riesgo político en países de la región, problemas energéticos, figuraron entre otros.

Otra variable que genera mucha incertidumbre y que podría debilitar la economía norteamericana es “qué va hacer China con la enorme cantidad de dólares que han manifestado extraoficialmente que quiere desprenderse de ellos”, planteó Civit Evans.

Además, “teniendo en cuenta que Estados Unidos es el país que tiene mayor déficit en el mundo, imaginemos lo que esto puede llegar a producir en un mercado mundial que está dolarizado. De allí que los inversores estén mirando al euro, al yen o al oro”.

Por otro lado, también lo que comienza a observarse es una tímida desaceleración en el mercado inmobiliario de Estados Unidos, que generaría una retracción de gastos de consumo. Este comportamiento podría impactar en la demanda global.

Un problema volátil

Una arista que explica lo sucedido ayer es que los niveles de volatibilidad actuales son demasiados altos. Este factor pudo haber sido aprovechado por los capitales especuladores de corto plazo.

La incertidumbre seguirá ya que se percibe una gran volatibilidad en el mercado internacional. En este sentido, lo que ocurra esta semana con “el dato de la revisión del PBI (Deflector de Precios e Índice de Empleo en Estados Unidos) para la semana próxima, se observará cierto grado de volatibilidad y hasta que no haya un comunicado de la Reserva Federal a fin de junio las cosas van a seguir igual”, sostuvo Alvaredo.

No obstante, el analista agregó que “el mercado está sobre reaccionando por la incertidumbre que hay. Pero tiene que tender a estabilizarse en algún momento”.

Paralelo a este concepto, Enrique Esteybar, presidente de la Federación Económica de San Juan, valoró que hubo una “exageración de los mercados, pero habrá que tomarse un tiempo y esperar, para ver cuál es el impacto de este movimiento”.

La situación argentina

En Argentina, lo que se observa es que todavía no está muy apalancado en términos de posicionamiento de inversores extranjeros. Por lo tanto, que estos niveles pueden convertirse en buenos puntos de entrada a futuro.

Además, el país parece estar “en una situación un poco más confortable, en el sentido de que el único precio de comodities que podría afectarnos serían los comodities agropecuarios. Y estos precios no están tan altos como los comodities metálicos, entonces va hacer más difícil que los ajustes de precios sean fuertes.

Sin embargo, en el caso de Brasil, en particular, no vemos que la caída de los precios de los comodities puedan afectarnos demasiado”, se especificó desde la consultora MVA Macroeconomía.

Mientras tanto, ayer Juan Nápoli, director de Nápoli Sociedad de Bolsa, dijo a Nosis que “nada de lo que se vio pertenece a responsabilidades locales”.

Con el tablero dispuesto de esta forma, los analistas prevén una semana con vaivenes en los negocios y cierta inestabilidad en la toma de ganancias.

Sólo la calma de los inversores puede aclarar el horizonte.

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario