Explicación sobre el C. E. R.

DIARIO “UNO”
17 de junio del 2002

Informe: a quiénes concierne el CER

Muchos creen que el cuestionado coeficiente para actualizar deudas sólo perjudica a quienes tomaron créditos hipotecarios. Propuestas para defenderse

Los mendocinos han empezado a expresarse en contra del CER.

Por PAOLA PIQUER de la redacción de “UNO”

Que quede claro. El temido Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) – método establecido por el Gobierno nacional para la indexación de la economía– no afecta solamente a los ciudadanos que están pagando una vivienda sino que se aplica a cualquier crédito que haya sido tomado en dólares: desde automóviles y electrodomésticos hasta préstamos contraídos por productores, viagra empresarios, comerciantes e industriales para iniciar, mantener o ampliar sus negocios.

En Mendoza, se estima que cerca de 125.000 personas tienen deudas dentro del sistema financiero, es decir, con los bancos (40 mil corresponden a créditos hipotecarios).

Pero, además, hay que sumar otra cantidad importante de ciudadanos que se comprometió a través de contratos y operaciones entre particulares.

“La indexación es un gravísimo problema que se le presenta al conjunto de la ciudadanía y la única forma de frenar este desastre que quieren imponer, y que podría culminar con el remate de los bienes de la gente, es ejerciendo el derecho a defensa”, sintetizó el presidente de Unidevi, Edgardo Civit Evans, quien el viernes pasado logró reunir a más de dos mil posibles perjudicados en el Centro de Congresos y Exposiciones.

La convocatoria es signo de la preocupación que existe.

Sin embargo, para la mayoría de los argentinos el “CER”, la “indexación”, y los “índices de actualización” siguen siendo “cuestiones difíciles de entender”.

Estas son las respuestas a los interrogantes:

¿Qué es el CER? El decreto 214 que firmó el presidente Eduardo Duhalde establece en su artículo 4 que el CER surgirá de “la tasa de variación diaria obtenida de la evolución mensual del índice de precios al consumidor (IPC)”.

Esto significa que la actualización de los créditos se hará en base a la variación que sufran los precios de los productos. Oficialmente, desde febrero hasta la fecha ese índice se elevó a 9.7%.

Para Civit Evans la cifra “está dibujada” y será mucho mayor “una vez que el Gobierno se anime a admitir que el país estalló por el aire”.

¿A quiénes se aplica? -Depósitos en dólares. -Deudas en dólares con el sistema financiero. -Deudas emitidas por entidades financieras pesificadas 1 a 1. -Obligaciones exigibles de dar sumas de dinero en dólares u otra moneda no vinculadas al sistema financiero, como por ejemplo los alquileres; la compra de propiedades a través de cooperativas, mutuales o empresas; o los créditos del IPV.

Para este caso se aclara que las partes podrán pedir una revisión del saldo que surja de la aplicación del CER.

¿Quiénes están exceptuados? Los beneficiarios de créditos tomados en pesos.

¿Desde cuándo se aplica el CER? Desde el pasado 4 de febrero. Por eso, las cuotas se están cancelando “a cuenta”.

¿Se está trasladando el CER a las cuotas? Todavía no. Recién en agosto se recalculará la deuda y se establecerán las futuras cuotas. Los montos a pagar surgirán de aplicar el CER en combinación con la nueva tasa de interés que en todos los casos será de 3.5% anual.

¿Por qué perjudica a los deudores? Según Civit Evans, “mientras más se paga más se debe”, ya que lo que se va engrosando del crédito es el capital. En términos simples: al monto total del crédito se le suma el CER y se le resta la cuota pagada.

Si hoy se tuviera que aplicar el CER a un crédito de $10.000, ese préstamo se elevaría a $10.970 (actualmente el CER es de 9.7%, cifra que surge de sumar el IPC desde febrero a la fecha). A esos $10.970 se le restaría $130 de la cuota. Es decir, en total el tomador del préstamo debería 10.840 (ver aparte).

¿Existe la posibilidad de cancelar con bonos públicos? El Banco Central emitió una resolución por la cual se podrán cancelar las deudas contraídas dentro del sistema financiero con títulos públicos que se adquieren en el Mercado de Valores. Con 40 pesos se podrán cancelar 100 pesos valor nominal, lo que representará 60% de descuento.

Sin embargo, quedaron virtualmente excluidos del beneficio los deudores categorías 1, 2 y 3, que están atrasados menos de 180 días.

Por el contrario, los que se ubican en las categorías 4, 5 y 6, atrasados más de 180 días, sí podrán cancelar con bonos sin necesidad de que el acreedor demuestre su conformidad.

Esto implica “que una vez más se castigará a los que cumplen”, evaluó Civit Evans.

¿Quiénes pueden reclamar? Según el titular de Unidevi existen dos categorías de deudores. Los que están en condiciones de cancelar su préstamo de una sola vez y los que no. Pero aconsejó que “todos” reclamen y demuestren su disconformidad con la indexación.

El 14 de mayo vence el plazo para presentar mediante una nota ante el banco la voluntad de cancelar la totalidad del préstamo.

“Tengan o no la plata le recomiendo a la gente que eleve en forma escrita a la entidad crediticia un escrito manifestando su voluntad de cancelar el crédito. Así obligaremos a los bancos a estudiar caso por caso, para lo que administrativamente no están preparados. De esta manera se podría lograr que se prorroguen los plazos para aplicación del nuevo sistema”, dijo.

Por otra parte, el 30 de agosto vence el plazo para presentar acciones legales contra el CER ante la Justicia.

¿Cuál es la importancia de reclamar? Si el deudor deja de pagar puede perder los bienes adquiridos. En la década del ’80, cuando se aplicó la recordada circular 1.050 –que indexó los préstamos por la tasa de interés vigente en el mercado– los que se defendieron salvaron sus propiedades. En cambio, los que no presentaron acciones legales las perdieron. En total, los bancos se quedaron con 2.200.000 propiedades.

¿Dónde asesorarse? Como cada crédito presenta particularidades conviene asesorarse en forma personal en Unidevi, Las Heras 699, de lunes a viernes de 10 a 12 y de 18 a 21. La consulta es gratis. También se puede dirigir a Prodelco, llamando al 4-298474.

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario