Gobierno, monopolios y medios de difusión

“DIARIO “UNO” (8/9/09)

“NUEVO ENCUENTRO” (Santa Fe)

“DIARIO EL BOLSON”

“BOLSON WEB”

“CORRIENTES HOY”

“MERCEDES HOY”

“GOBIERNO, illness MONOPOLIOS Y MEDIOS DE DIFUSION”
Viernes, 4 de septiembre del 2009

El Gobierno intenta modificar la ley de radiodifusión. Varios  obsecuentes hablan y no saben de qué se trata.

Como no soy empleado del Gobierno ni tengo relaciones con algún medio, ejerzo el Constitucional derecho de  opinar sobre el tema.

1) No conozco a nadie del Grupo Clarín.

He cuestionado que desde hace años no me publican notas que fueron difundidas en otras naciones.

2) En el caso del Grupo UNO, vivo en Mendoza y los conozco, como casi todos mis comprovincianos.

Nadie puede decir que me haya visto en alguna de las fiestas que realizan, a las que sí asisten funcionarios kirchneristas y otros personajes.

No tengo relación comercial ni de otro tipo con el Grupo. Libremente, han difundido mis opiniones en varias ocasiones.

Con esta tranquilidad ética expreso mis ideas sobre este proyecto que el Gobierno quiere aprobar como si  fuera lo más trascendente y urgente en el país.

3) Esta ley parece más importante que solucionar que en Argentina mueran 20 niños de hambre por día – ¡7.300 por año!; fallecen 8.200 personas en  accidentes; quedan heridas 12.000; desaparecen 600 mujeres por tráfico de blancas; hay centenares de secuestros; y estamos considerados entre los países con menos seguridad personal y jurídica, con mayor corrupción y drogadicción.

Que haya un 40% de pobres, millones sin una casa digna.

Vale más pelear con medios periodísticos que ocuparse de la vida de miles de Argentinos. ¿Por qué?

4) Conozco cómo actúan los Kirchner. Especialmente en materia de prensa. Participé del Seminario sobre Libertad de Expresión en el Senado de la Nación.

En Santa Cruz, salvo el blog OPI, no existe periodismo independiente.

Todos los medios pertenecen al obsecuente “amigo” (¿socio?) y ex chofer de Kirchner,  Rudy Ulloa Igor.

No existe posibilidad de disidencia. Se lee y escucha lo que quieren los Kirchner.

En Argentina gran parte del juego es manejado por Cristóbal López y/o Lázaro Báez, también vinculados al matrimonio presidencial.

5) Numerosos periodistas han sido perseguidos por discrepar con los Kirchner.

Entre otros menciono a: Nelson Castro, Joaquín Morales Sola, José (Pepe) Eliaschev, Víctor Hugo Morales, Jorge Lanata, Jorge Fontevecchia, Alfredo Leuco.

Nelson Castro: para no echarlo directamente, una empresa vinculada al kirchnerismo, “Electroingeniería” (que ninguna relación tiene con el periodismo) compró Radio del Plata. Al tiempo, ¡fuera!

Medios de difusión casi desconocidos, pero adictos al poder, reciben  millonaria pauta publicitaria oficial.

6) Puedo acreditar mi lucha contra los monopolios iniciada en  julio del 2004 ante la Justicia Federal en Mendoza.

Hoy, está radicada como denuncia ante la Comisión Inter Americana de Derechos Humanos contra el Poder Ejecutivo, y la Corte Suprema por dictar un fallo arbitrario, contrario a Derecho y a su Jurisprudencia, incluso en la misma causa. Una vergüenza judicial en el mundo.

El Poder Ejecutivo defendió la no aplicación de la Ley Nº 25.156 de Defensa de la Competencia. A punto tal que, a 10 años de sancionada la ley, no está creado el Tribunal Nacional de Defensa de la Competencia, como impone la norma.

No cumplen con el Artículo 42º de la Constitución y las Leyes Nº 25.156 de Defensa de la Competencia y Nº 24.240 de Defensa de Usuarios y Consumidores, pero hipócritamente hablan de distribuir riqueza.

El Gobierno apoyó a la cadena de supermercados cuyo titular, Horst Paulmann, es la misma persona a la cual Néstor Kirchner le vendiera las  tierras fiscales de Calafate, que compró por monedas y le revendió en millones de dólares. Y lo condecoró con la “Orden de Mayo”.

¡Pura y simple casualidad!

7) El Gobierno habla de distribución de la riqueza pero  nunca ha existido en Argentina un proceso de concentración económica como el actual.

Existen monopolios en las exportaciones.

Tres grupos económicos manejan cerca del 80% del mercadeo alimentario a través de supermercados.

Hay monopolios en bebidas, en el pan, galletas, en el hierro, la chapa, en el cemento, los fertilizantes, los laminados, plásticos, vidrios, tetras, y centenares de productos más.

Productos farmacéuticos tienen utilidades hasta del 28.000%, en contra del bienestar general y especialmente de la salud de los jubilados.

La fusión de Cablevisión con Multicanal (Clarín), que hoy cuestionan, fue aprobada por Néstor Kirchner, violando la Ley de Defensa de la Competencia. Como muchas otras.

Desde esa óptica oficial es correcto que Cristóbal López y/o Lázaro Báez tengan el control del juego en Argentina.

Que existan monopolios que no son cuestionados, con  “rentabilidades extraordinarias”, como la minería, y otros apoyados por ellos, que pagan ridículos impuestos. Otro ejemplo es el aumento en el gas.

Les altera que se quejen los productores que tienen menos de 1.000 hectáreas de campo, y están fundidos.

Nada dicen sobre los “amigos” del poder que tienen  200.000 o 400.000 hectáreas y controlan mercados.

No hay que ser cándidos. Esta no es una tentativa de “democratizar” la información. Tiende a controlar, o comprar algunos medios que no son adictos al poder casi monárquico del matrimonio Kirchner para evitar críticas.

Lo hicieron en Santa Cruz y quieren hacerlo en todo el país.

A pesar de los riesgos de la epidemia de gripe convocaron a elecciones. Antes no había enfermos. Después, más de 107.000. Como el Pueblo no los apoyó, tratan de sacar leyes en tiempo récord y mantener los inconstitucionales superpoderes.

La misma forma y estilo de gobernar que en Santa Cruz. Como Chávez en Venezuela.

¡Triste destino el de Argentina con estos gobernantes!

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario