Inseguridad: “Las cifras del horror”

“INFORMADOR PUBLICO”

“LA HISTORIA PARALELA”

“PREGON AGROPECUARIO”

“NOTIAR- Noticias de Argentina”

“www.blog.catal.”

LAS CIFRAS DEL HORROR – “Pobreza, here drogas, corrupción y política”

La presidente se molestó con la prensa por mostrar imágenes de pobres, y niños  llorando. Y porque muchos  sostienen que hay inseguridad.

La culpa, una vez más, no es de quienes generan pobreza y desigualdades, sino de quienes las transmiten. O tratan de ayudar.

Habría que hacerle un diario con buenas noticias. Sin pobres ni inflación. Difundiendo solo imágenes de funcionarios que salieron de la pobreza.

Y de los nuevos ricos gracias a licitaciones, obras públicas, concesiones, desgravaciones y otros beneficios recibidos de una gestión que distribuye la riqueza. Entre sus amigos.

Debe ocultarse que hay 30% de pobres y 10% de indigentes; peor que en el 2001.

Datos de consultoras nacionales e internacionales y medios de Europa sobre lo que sucede en Argentina. Aunque no le gusten a Cristina.

“El Periódico” de España manifiesta que tras el ataque a Fernando Cáceres “se esconde una trama en la que la inseguridad se alimenta del aumento de la pobreza, el consumo de drogas y la corrupción policial y política.”

En 2008 fallecieron 8.050 personas, y 12.000 quedaron heridas por accidentes de tránsito.

Estudios de agrupaciones médicas, y Juan Carr, indican que en Argentina mueren entre 18 y 20 niños por hambre, por día; 600 por mes; 7.000 por año.

El doctor Abel Albino, de CONIN
, denuncia que para no tener frío menores duermen con perros. Señala que por falta de alimentos, niños y jóvenes padecerán a corto plazo graves consecuencias cerebrales.

Por hechos de violencia mueren anualmente 3.500 personas. Son secuestradas para trata de blancas 600 mujeres.

Las violaciones se han duplicado en 3 años.

Hay 6.000 asaltos diarios; 180.000 por mes. Casi 2.000.000 por año.

Sólo en el gran Buenos Aires roban 85 autos por día: 30.600 anuales.

Continúa “El Periódico” de Catalunya: “Los ladrones son apenas el eslabón más débil de dos negocios que relacionan a comerciantes, policías y caciques políticos: la venta de repuestos de automóviles previamente desarmados o la «exportación» de los coches a Bolivia y Paraguay. En el primero de los casos se manejan unos 60 millones de euros al año.

Los delitos aumentaron el 50% en 2 años.

Los cometidos por menores entre 13 y 15 años crecieron el 40%. El 90% no terminó la escuela primaria y el 70% vive en condiciones de hacinamiento.

Matan por $ 20, o un par de zapatillas.

Los asaltos a mano armada se duplicaron. Crecieron el 70% los robos domiciliarios. Existen “zonas liberadas”. Y lugares donde se vende lo robado.

Estas terroríficas cifras son mayores. La gente cansada de perder el tiempo porque las cosas sustraídas no aparecen, no denuncia robos menores (cubiertas, stereos, timbres, armas).

Los ilícitos denunciados se transforman en expedientes judiciales contra N. N. Rara vez encontrarán a los responsables, hecho que realimenta la inseguridad porque los delincuentes sienten que gozan de impunidad.

Argentina y Colombia están considerados entre los primeros países en tráfico,  producción y consumo de drogas. Por cada país pasa entre el 9 y 12% del mercado mundial. En Argentina, el sobrante de la cocaína se transforma en “paco”, que consumido, produce graves consecuencias cerebrales. (fuente: www.droga-guerramundial.org)

El mercado mundial de droga mueve U$S. 600.000.000.000 (seiscientos mil millones de dólares), por año.

El ministro de la Corte, Carlos Fayt sostuvo que hay zonas donde “llueve droga.”

Su colega, el garantista Zaffaroni, propone que cada adicto tenga plantas de marihuana en la casa.

Sumemos los piquetes en calles. El Centro de Estudios “Nueva Mayoría”  lleva una estadística de los cortes.

En los primeros 9 meses de 2009 se contabilizaron 2.050, una media de 170 cortes por mes de calles y rutas, algo más de 5 por día.

Se mienten las cifras del INDEC y la situación socio económica del país.

Pretenden ocultar la pobreza y la indigencia. El 60% de la población carece de cloacas y el 40% de agua potable.

En los hospitales faltan elementos esenciales; las escuelas se deterioran. Reaparecen enfermedades típicas de la pobreza.

El déficit de viviendas supera los 3.000.000 de casas. Genera hacinamiento y promiscuidad.

Pero el matrimonio presidencial incrementa su patrimonio el 150% en un año; el 500% en tres; los secretarios de Cristina se enriquecen a niveles obscenos, hasta el 118.000%. Existen más de 70 denuncias penales contra funcionarios.

Aerolíneas nos cuesta U$S. 1.000.000 diarios; igual que los concesionados ferrocarriles. Cerraron LAFSA que costó millones y nunca voló un avión.

Repetiré hasta el cansancio. En 1.929 Europa nos comparaba con Estados Unidos; hoy con Armenia, Moldavia y Bélice.

¿Dónde fue a parar la riqueza, quienes la tienen? Como en “Fuente Ovejuna”, nadie fue ni es responsable de nada.

¿Cuántos de estos, y anteriores personajes están presos?

Cual burda y canallezca diferencia, al ciudadano que no tiene una factura con el IVA, o no pagó el seguro del auto, le cae “todo el peso de la Ley”.

Quienes trabajan se sienten burlados cuando advierten que con sus impuestos se fomenta la vagancia para “clientelismo político.”

En 1855, Alberdi afirmaba: “El origen de la riqueza son el trabajo y el capital. “La ociosidad es el gran enemigo del pueblo.

“Es preciso marcarla de infamia: ella engendra la miseria y el atraso mental de los cuales surgen los tiranos y la guerra civil que serían imposibles en medio del progreso y la mejora del pueblo.”

El gobierno central aumenta su poder. Las provincias y municipios se empobrecen.

Reflexionamos con Santo Tomás respecto de la ilegalidad de los funcionarios que se sienten  dueños de la cosa pública.

Los llamaba inmorales por atentar contra el bienestar general y cometer actos  “sediciosos”, de los que el soberano (el pueblo) tiene el derecho de rebelarse.

Puede haber reglas buenas o malas. Lo terrible es cuando no hay ninguna que se respete. Todo es posible. Nada nos asombra. “Los inmorales nos han igualao” (Discépolo)

Nuestra presidente en Chile manifestó que hizo el “nuevo cruce de Los Andes”, comparándose, tal vez, con José de San Martín.

Bíblicamente, habló de la división de las aguas. Como Moisés. En la Cumbre de Portugal, a la que fueron pocos de paseo, su discurso provocó diplomáticas sonrisas de los presentes.

Ante la criminal inseguridad que padecemos, estas expresiones constituyen un atentado a la sensatez. No merecen otro comentario.

Edgardo Civit Evans
Presidente de UNIDEVI

Be Sociable, Share!


1 Comentario a “Inseguridad: “Las cifras del horror””

  1. María Inés dice:

    Se Edgardo Civit Evans :

    Leyendo su objetivo artículo , me pregunto una vez más como reparar el error cometido en el año 1986 . Luego de una jornada en prevención de adicciones con 700 jóvenes entre los 17 y 18 años , los cuales concluìan diciendo que la reflexión – acciòn realizada les servía y habia que replicarla en todos los barrios de la capital federal. Los intereses destructivos , económicos y del narcotràfico , encubiertos en la frase ” no hay que dramatizar nuestro país es solamente un país de tránsito ” fueron escuchados por los decisores polìticos y lo ùnico que pude hacer fue no negociar con ellos e irme del estado.
    Hoy ante las duras consecuencias ,me pregunto si la realidad no serìa un poco distinta si me hubiera quedado. Mis fuerzas no alcanzaban para luchar. Creo haber resistido hasta donde pude. Y me estoy preguntando como reparar … a veces nos equivocamos.

Deje su Comentario