“Los tiempos de la Administración”

DIARIO “UNO” dse Mendoza
12 de febrero del 2008

OPINION

“LOS TIEMPOS DE LA ADMINISTRACION”

Hace un mes, generic Diario “UNO” tuvo la deferencia de publicarme una nota sobre “Los tiempos que se toma la Justicia”.

Resaltaba el grado de litigiosidad existente en Mendoza, con más causas que ciudadanos; los tiempos de algunas demandas, que llegaban a 18 años; la falta de medios que dispone la Justicia, con expedientes archivados hasta en el suelo.

Sostuvimos que los tiempos de la Justicia no van unidos a los tiempos de quienes demandan por sus legítimos derechos y que “Justicia tardía no es Justicia”.

Concluí aludiendo a un inconstitucional fallo de la Corte Suprema de la Nación, arbitrario, ilegal, violatorio del Derecho y la Jurisprudencia, contrario a otros de la propia Corte en casos precedentes y en la misma causa, que atenta contra la institucionalidad y que sienta un lamentable precedente sin antecedentes en el mundo.

Se proponían alternativas de solución o mejorar las cosas mediante la participación de los sectores involucrados. Nadie respondió.

En la Administración suceden cosas similares.

Expedientes de todo tipo duran años; demandas sin causa iniciadas por organismos públicos; acciones y denuncias que no se inician en defensa del interés común o del patrimonio de Mendoza; miles de bienes perdidos, en mal estado, abandonados o robados, con grave perjuicio para el Estado, es decir, los mendocinos que los pagamos mediante impuestos.

¿Se ha investigado cuánto paga el Estado provincial por año por juicios perdidos? ¿O por horas de gente que no trabaja? ¿O que no está capacitada para los cargos que ocupa?


Nadie es responsable de nada.

El sistema de salud está colapsado. Basta leer las denuncias en los medios de difusión.

La inseguridad es absoluta y alcanza niveles intolerables, con muertos, asaltos, violaciones, tráfico de drogas. Centenares de autos y motos comprados para la Policía se echan a perder por falta de un repuesto.

El sistema educativo también ha fracasado.

La Fiscalía de Estado es el órgano que conforme el Artículo 177 de la Constitución de Mendoza, “encargado de defender del patrimonio del Fisco, que será parte legítima en los juicios contenciosos administrativos y en todos aquellos que se afecten intereses del Estado”.

En este organismo descansan desde hace años miles de expedientes con denuncias de todo tipo. Un informe menciona cerca de 4.000 causas no resueltas en las que se encuentra en juego el interés provincial. En varias, ni siquiera existe abocamiento.

Hay casos de funcionarios que desempeñan funciones en diferentes áreas del Estado, sin posibilidades de cumplirlas eficientemente. Pero cobrarían dos o tres salarios.

El ciudadano, que mantiene el sistema, se encuentra con que todo trámite es engorroso, le cuesta tiempo y dinero.

La Administración ha sido definida como “la máquina de impedir o demorar”.

Este no es un problema de los empleados, sino de quienes deben tomar las decisiones políticas para que la Administración sea rápida, eficiente y transparente.

Mejorará su funcionamiento cuando los funcionarios (sean parientes o amigos) respondan patrimonialmente por las decisiones que toman, y que afectan el interés público.

Y cuando se les investigue el crecimiento patrimonial. Entonces buscarán a los más capaces y honestos, no a los obsecuentes.

Los funcionarios están para “servirnos”.

Las leyes deben favorecer la igualdad, la equidad, la moral. Cuando esto suceda, empezaremos a vivir en una república en serio.

Sostenía Solón: “Las leyes, como las telarañas, enredan al débil, pero son rotas por los fuertes”.

Edgardo Civit Evans
Presidente de Unidevi

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario