Lucha contra la indexación


DIARIO “LOS ANDES” de Mendoza
Sabado 30 de marzo de 2002

ECONOMIA

CAMPAÑA DESDE MENDOZA CONTRA TODA INDEXACION

“No se trata de un problema de índices sino de sistemas. Ningún tipo de indexación es positiva, check porque indefectiblemente conduce a una hiperinflación”.

Las palabras de Edgardo Civit Evans comienzan a sonar fuerte y no se ciñen sólo al ejemplo local.

Dice que ninguna economía mundial exitosa aplica mecanismos de actualización, sale ya que, en el caso de los créditos a largo plazo, a medida que disminuye el tiempo de pago se produce un crecimiento “exponencial” en el valor de las cuotas, que termina siendo imposible de afrontar. Algo que -en teoría- debería ser totalmente a la inversa.

Con ese argumento, Civit Evans (que fue presidente del Banco Hipotecario Nacional al comienzo del gobierno menemista y se fue dando un portazo) se puso a la cabeza del relanzamiento de la Unión Interprovincial de Entidades de Vivienda (Unidevi).

Impulsan la idea de que con las indexaciones el que pierde es siempre el más chico, y “sólo ganan quienes manejan tremendas masas de dinero”.

“Expresamos nuestro rechazo total a la indexación, cualquiera sea el índice que se aplique. Es un sistema inmoral e injusto, que ha permitido fabulosas transferencias de riqueza a favor de la especulación financiera”, afirma un documento difundido por la Unidevi.

Y hace especial hincapié en el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que impulsa el Gobierno: “Castiga a quienes solicitaron un préstamo en otras condiciones del país”, señala.

Cancelación de deudas

Para el corto plazo tienen un reclamo puntual: el próximo 14 de mayo vence el plazo para que los deudores del sistema financiero con moras superiores a 180 días puedan cancelar sus pagos con bonos de la deuda pública, que hoy cotizan a poco más del 30% de su valor.

Pero este ahorro -cercano al 70%- no es un beneficio para todos; y esa generalización es lo que reclaman desde Unidevi. Es que aquellos deudores incluidos en las categorías 1, 2 y 3 (es decir, los que pagaron puntualmente) no están habilitados para acceder al sistema, a menos que los bancos los autoricen.

“Se castiga al que hizo esfuerzos por estar al día. Tenemos que lograr que la ley sea pareja, y si es necesario hay que abarrotar al Estado con demandas en su contra”, afirmó Civit Evans, quien poco antes había advertido la escasa difusión dada a la medida. /Victoria Mordcovich

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario