“El drama de la vivienda en Argentina”

“Equipos Estudios Estratégicos”

“CORREVEIDILE”

15 de febrero del 2008

EL DRAMA DE LA VIVIENDA EN ARGENTINA

Edgardo Civit Evans

Tremendo crecimiento del déficit habitacional

En un libro que escribí en 1984, look “Indexación y dependencia – Los ladrones y como robaron”, viagra el Cid Editor, paginas 145 a 177, decía: “El déficit habitacional crea problemas de carácter económico, político, social y cultural. Los miles de Argentinos que viven hacinados en villas miserias y taperas son prueba suficiente. Pueden ocasionar delincuencia, resentimientos y ser factor de violencias y extremismos.”

Lamentablemente el impresionante crecimiento delictivo me dio la razón.

Cerca de 20 años atrás el déficit se estimaba en aproximadamente 1.800.000 unidades. Hoy calculan que supera los 3.000.000, habiendo crecido más del 40%, porcentaje que, de ser cierto, resulta aterrador. Revela que cerca de 12.000.000 de Argentinos carecen de vivienda, o viven en condiciones precarias, de hacinamiento y promiscuidad, o infrahumanas. En Mendoza el déficit rondaría en 120.000 casas.

Esto implica la violación del derecho Constitucional de acceso a una vivienda digna, en condiciones razonables.

Señalé que las causas del déficit, entre otras, eran: políticas; económico – financieras; jurídicas y demográficas. Entre las políticas destaqué la falta de planificación a mediano plazo y largo plazo. Entre las demográficas, el tremendo macrocefalismo existente alrededor de 4 o 5 grandes ciudades. En un área que representa el 2% del territorio nacional reside el 87% de la población.

Durante varios años la inversión en construcción sobre inversión en capital fijo representó en Argentina el 46%, el segundo más bajo de América, sólo superado por Bolivia (“Compendium of Housing Stadistic”).

La construcción de viviendas “tiene una profunda incidencia social y política. Asienta a la familia, transforma al inquilino en propietario y al que nada tiene en dueño.” “Dignifica la vida de las familias.”

Causas del crecimiento del déficit

Como se ha dicho son muchas y variadas. En los últimos 30 años se agudiza por: 1) las elevadas tasas de interés; 2) la politización del reparto de fondos; 3) la desaparición del Banco Hipotecario Nacional como agente financiero del Estado para ayudar a las familias de clase media a acceder a una vivienda; 4) el negociado de la construcción con participación de empresas y funcionarios; etc.

¿Qué explicación tiene que en algunas provincias con los mismos montos se construyan viviendas más amplias y de mejor calidad que en otras?

Se han denunciado casos de barrios que a los pocos años de construidas las viviendas resultan inhabitables.

El Banco Hipotecario, luego de ser privatizado, unilateralmente incrementó las tasas de interés, generando masivas situaciones de imposibilidad de pago, agravadas por las crisis del 2000 al 2002. Hay miles de casas edificadas con planes sociales, como la Operatoria “Sismo” y otras, que de haber continuado con el financiamiento original, estarían canceladas. Sin comunicación al deudor, recientemente se han transferido a fondos fiduciarios, como “Argentina Operating Partners S. A.” los créditos que gravan las viviendas. Nadie da explicaciones de nada, a pesar que los recursos originarios provenían del Estado.

La Secretaría de Vivienda virtualmente ha desaparecido, cuando hace años era uno de los organismos públicos más prestigiosos del país.

Varios de los Institutos Provinciales de Vivienda han pasado a ser meros órganos de distribución de fondos y control; aunque algunos poco controlan.

¿Cuál ha sido el resultado?

Cada día se construyen menos viviendas, de más baja calidad. Se incrementa el déficit y la posibilidad de acceder a una casa, sobre todo los matrimonios jóvenes.

La Unión Argentina de Inquilinos denuncia que el incremento de los alquileres registrado en los dos últimos años, triplica los índices inflacionarios y duplica la capacidad de pago de los residentes, quienes deben abandonar las viviendas que ocupaban e ir a lugares con menor superficie, o más alejados. Este ejemplo de degradación social ha generado hechos de violencia y muertes.

Las soluciones

Es imperioso asumir el grave problema existente para modificarlo, mediante la toma de varias decisiones políticas, como la planificación de la disminución del déficit a mediano y largo plazo. Elevar en el Presupuesto la participación de fondos destinados a la construcción de viviendas al 6%. Modernización de la Secretaría de Vivienda. El Banco Hipotecario debe retomar el rol de agente financiero del Estado en la construcción de casas, como Banco Federal de la Vivienda. Debe brindarse solución mediante Ley a los problemas de los actuales deudores. Planificación del uso del suelo, especialmente de las tierras ya urbanizadas. Severos controles del uso de fondos públicos, y durísimas penas a los transgresores. Pago de cuotas en función de los ingresos. Planificación de la infraestructura de servicios en función de las necesidades y del crecimiento económico e industrial.

Deberán adoptarse más medidas. Lo importante es empezar mediante la determinación de una política de Estado tendiente a la disminución del déficit habitacional existente.

Esto permitirá, no solamente brindar soluciones a las familias, sino que como la construcción es un tremendo multiplicador del proceso económico, ayudará a la generación de empleos y al crecimiento con desarrollo armónico.

Be Sociable, Share!


1 Comentario a ““El drama de la vivienda en Argentina””

  1. jorge gonzalez dice:

    como primera madida el banco hipotecario deberia volver a ser la herramienta de financiamiento de la vivienda social, poner a dicha entidad mas cerca de la gente; no se puede ser social estando lejos de su razon de ser, la sociedad.el gobierno debe entender que la vivienda es una razon de pertenencia, de cada persona para con su lugar; es asi, que la vivienda de una persona que vive en una zona de produccion forestal debe o tiende a tener una casa de madera. esta razon no la entiende un funcionario que ve las cosas, solo por internet. de esta manera debe entenderse, tambien, que la intencion de pagar una vivienda social,va a ser a ser acorde a la satisfaccion que esta brinde a la persona. si logramos, que las viviendas sociales que se construyan, se conviertan en una herramienta de socializacion de las prsonas, y no en una simple solucion contra la intemperie, lograremos que cada uno se haga cargo de de su obligacion social para con la vivienda de cada uno

Deje su Comentario