Los Andes, la valija de Antonini

DIARIO “LOS ANDES” de Mendoza

Editorial, sale del 26 de noviembre del 2009

“El caso Antonini Wilson exige explicaciones”

Lo sucedido con el ingreso al país del venezolano Antonini Wilson, portando una valija repleta de dólares, y su posterior participación en un acto oficial en la Casa de Gobierno, exige las explicaciones correspondientes de parte de las más altas autoridades del Gobierno. Quienes deberán aclarar ambos aspectos en lugar de formular declaraciones altisonantes y en vez de culpar a la oposición y a la prensa.

La presencia del venezolano Antonini Wilson durante un acto oficial en la Casa de Gobierno sólo dos días después de haber ingresado clandestinamente al país, portando una valija repleta de dólares, exige explicaciones de parte de las más altas autoridades del Poder Ejecutivo.

Las que deben pasar por la explicación sobre cómo un hombre investigado judicialmente pudo haber ingresado a la Casa Rosada y dialogado con algunos ministros nacionales, y no en las respuestas inapropiadas de parte del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que reaccionó culpando a los medios y denunciando nuevas campañas mediáticas.

Ese tipo de reacciones se han convertido en una constante de parte de miembros del kirchnerismo cada vez que la prensa se hace eco del malestar social sobre determinados aspectos.

En ese marco, salen a denunciar campañas desestabilizadoras, utilizando para ello a dirigentes mediáticos, como Luis D’Elía o Hugo Moyano, sin sopesar que su sola presencia no hace más que menguar la cada vez más devaluada credibilidad de gran parte de la población.

Ahora, quien quedó enredado en sus propias palabras fue el jefe de Gabinete, que en oportunidades anteriores había insistido con la necesidad de terminar “de una vez por todas con este verso de que (Antonini Wilson) estuvo en la Casa Rosada”, y luego con que “Antonini nunca entró a la Casa Rosada, porque tiene que presentar su documento y registrarse y no consta en ningún lugar que ese señor haya entrado”.

Peor aún, pocos días atrás dudó de la veracidad del video en el que figura el venezolano en un acto oficial -precisamente en el que Cristina Fernández recibía al presidente Hugo Chávez-, sin tener en cuenta que la filmación había sido registrada nada más -y nada menos- que por la empresa privada que el Ejecutivo contrató para la campaña de Cristina Fernández, la única autorizada para registrar ese tipo de actividades oficiales.

Video que llegó a manos de un juez, encargado de investigar si en el caso de la valija hubo lavado de dinero, si los casi 800 mil dólares que Antonini intentó ingresar al país, tenían origen y destino ilegales.

El Gobierno niega las afirmaciones del venezolano, que contó que la plata era de la petrolera PDVSA y estaba destinada a financiar la campaña de Cristina Kirchner.

El caso Antonini Wilson es de gravedad extrema para la vida institucional del país.

Porque se trató de dinero ilegalmente ingresado al país a bordo de un jet pagado por la empresa estatal de energía Enarsa y que tuvo como compañeros de viaje a Claudio Uberti (que renunció tras el escándalo), mano derecha del ministro Julio De Vido, y Exequiel Espinosa, titular de Enarsa, mientras al frente de la Policía de Seguridad Aeronáutica se encontraba Marcelo Saín, quien siempre mantuvo una relación oscilante con Aníbal Fernández, el cual además renunció hace poco tiempo atrás aduciendo que las relaciones entre él y sus superiores se “enfriaron” notablemente luego del “affaire” que nos ocupa.

Y respecto de la presencia de Antonini Wilson en la Casa Rosada, aunque Aníbal Fernández puso todo el tiempo el acento en los registros, para negar que haya estado allí, se sabe que los controles son rígidos -inclusive para periodistas- en el ingreso por la puerta principal, pero que el Presidente y sus ministros o los invitados vip utilizan otra entrada que les permite ingresar salteando los trámites de registro.

Lo que podría llevar a deducir que el venezolano era uno de esos visitantes ilustres.

Apenas comenzó a hablarse de la existencia de un video, desde la Casa de Gobierno se intentó desviar la atención.

La propia Presidenta salió a señalar que se intentaba cubrir los problemas que enfrentó Mauricio Macri con la designación de dos polémicos integrantes al frente de la aún no concretada Policía Metropolitana. Le pidió entonces a Macri que se “haga cargo” del tema.

Y si bien es cierto que el jefe del Gobierno porteño deberá responder por lo sucedido, también el Gobierno nacional deberá hacerlo acerca de la presencia de Antonini Wilson, tanto por el tema de la valija, como por su presencia en un acto oficial.
Especialmente el jefe de Gabinete, quien luego de denunciar en forma altisonante nuevas campañas de prensa y conspiraciones, debió rendirse ante las evidencias.

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario