Por usura, parar los remates

DIARIO “LOS ANDES” de Mendoza
Miércoles 22 de enero de 2003

OPINION

“PARAR LOS REMATES DE VIVIENDAS”

Por Edgardo Civit Evans
Presidente de Unidevi

El gobierno de la nación parece empeñado en mantener un sistema económico-financiero que continúa privilegiando la usura, patient la especulación y el despojo, mind contra el trabajo y la producción.

La inflación promedio de los últimos meses no superó el 1% mensual, sales pero las tasas de interés, fuertemente positivas, no bajaron del 5%, y, en muchos casos, del 7% y del 8%, generando millonarias utilidades a los usureros y especuladores.

No hay producción ni actividad lícita que permita pagar esas tasas.

Lo contrario de lo que hacen los países centrales, que han bajado las tasas de interés al 1,25% anual, y aún menos, para reactivar sus economías.

En el Banco Central de la República, como desde hace 25 años, han colocado directores que representan los intereses del sistema financiero.

Fin de la tregua

En febrero vence la llamada “tregua” entre el Gobierno y los bancos.

No existiendo una ley ni decreto que suspenda los remates, es muy probable que éstos continúen.

Es necesario que los deudores tomen conciencia de que deben defender sus patrimonios, sean éstos viviendas, campos u otros tipos de propiedades, con todos los elementos legales a su alcance.

Deben resistirse los remates.

Por eso denuncio el accionar de algunos bancos que, ante la grave situación que padecen algunos deudores, ofrecen refinanciaciones en condiciones más gravosas, elevando los intereses del 12% al 36% anual más indexación; o piden el pago de gastos y honorarios que oscilan entre $ 1.200 y $ 4.000, según los casos.

Este atropello no debe ser permitido.

En Mendoza, la Legislatura, a pesar del veto del gobernador Iglesias, sancionó la Ley 7065, incorporando al art. 255 del Código de Procedimiento Civil, una serie de elementos que los abogados que defienden a los deudores deben utilizar para salvarles los bienes.

La norma (de autoría de los senadores Alfredo Guevara y Oscar Santarelli), beneficia a los deudores de viviendas y a los pequeños y medianos productores agropecuarios, comerciales e industriales.

El remate se perfeccionará sólo después de realizada la tradición del inmueble.

Deberá abrirse un incidente previo para determinar el valor actual del inmueble, si se ha recurrido a cláusulas de caducidad de plazos, utilizado el sistema francés, o cualquier otro que suponga capitalización de intereses o se hubieren aplicado intereses usurarios.

En estos casos, el juez deberá determinar cuál es la suma realmente adeudada, reduciendo los intereses y computando las sumas pagadas por el deudor.

Aún producido el remate, sin que se haya determinado el valor de la vivienda, el ejecutado podrá ejercer el derecho que concede el art. 251 del mismo Código, quedando sin efecto la subasta si pagara la deuda como allí se establece, o el precio de la subasta si el precio fuere menor.

La Ley establece que mientras se sustancia el incidente de liquidación de la deuda, deberá intervenir obligatoriamente el cuerpo de Mediadores de la Suprema Corte de la Provincia a los efectos de obtener un avenimiento que componga los intereses de las partes.

Hemos solicitado, a través del vicegobernador, Juan González Gaviola, y de los senadores Carlos Abihaggle y Sebastián Brizuela que, una vez concluida la feria judicial, se requiera de la Suprema Corte la inmediata puesta en funcionamiento del cuerpo de Mediadores, para evitar los remates que se producirían en los próximos meses.

Según datos suministrados por oficinas de Tribunales, rondarían en 500 los casos de juicios en condiciones de ser rematados durante febrero.

Por esto, es necesario que los abogados que defienden a los deudores realicen, en los primeros días del próximo mes, las presentaciones requiriendo la aplicación de la reforma.

Por una ley nacional

El problema tendrá una solución definitiva cuando el Congreso de la Nación sancione una ley que disponga la revisión y recálculo de los saldos de deudas, afectadas por condiciones leoninas e intereses usurarios. Y en muchos casos por fraudes.

Apoyamos todos los proyectos presentados por los diferentes movimientos que agrupan a los deudores y el elaborado por varios legisladores que, desde Mendoza, impulsa el diputado Daniel Esain y otros, promovido por el sistema de iniciativa popular, que requiere de 630.000 firmas para su tratamiento en el Congreso Nacional.

Solicitamos a los mendocinos suscribir el apoyo a esa iniciativa.

Rechazamos el veto que el Presidente efectuara a la derogación del CER, que fuera sancionada por el Congreso, como así también el veto a la posibilidad de cancelación de deudas con títulos de la deuda pública.

Recientemente en Mendoza, la Quinta Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial revocó una sentencia de primera instancia y resolvió que los artículos de los Decretos 1378 y 1570 (de 2001) y la Comunicación 3398 del BCRA, que no permiten o requieren la conformidad previa de los bancos para cancelar con títulos de la deuda pública a los deudores que estén al día, atentan contra varios artículos de la Constitución Nacional y violentan el principio de igualdad ante la Ley.

Durante 2002, merced al accionar de todos los movimientos del país, los logros fueron: a) no se aplicó el CER a deudores de vivienda; b) se suspendieron los remates; c) el CVS tuvo una variación ínfima; d) se han bajado las tasas anuales de interés; e) se logró la sanción de leyes como las de Mendoza (7065), Córdoba, Río Negro, Neuquén, y otras que ponen trabas a los remates; f) a pesar de los vetos presidenciales, el Congreso de la Nación sancionó una ley contra el CER, y otra disponiendo que todos los deudores podían cancelar con títulos de la deuda. Estas normas, según nos han manifestado numerosos legisladores, en marzo serían ratificadas.

Cancelaciones

Destacamos que sólo en Mendoza, cerca de 9.000 deudores cancelaron sus obligaciones, ya fuera mediante el pago con títulos de la deuda pública o por acuerdos logrados con las entidades financieras.

Pero, ante la proximidad de los remates, es necesario seguir luchando, resistir, y pasar los meses de febrero y marzo sin pérdidas de propiedades.

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario