54.000 casas podrían ser rematadas

DIARIO “LOS ANDES” de Mendoza

5 de mayo del 2009

PRIMERA PLANA

54.000 MENDOCINOS ESTARIAN POR PERDER SUS VIVIENDAS

La crisis deja a 54.000 mendocinos en riesgo de perder sus casas
La cantidad de oficios con medidas cautelares aumentó 86% entre 2006 y 2008. Según el titular de Unidevi hay un déficit de 140 mil viviendas. Anualmente habría que construir 14 mil casas y sólo se hacen 4 mil.

Resistencia. Integrantes de un movimiento defensor de la vivienda frenaron el año pasado un desalojo.

Notas Relacionadas

Recuerdos de otra época
Martes, viagra 05 de mayo de 2009

Entre 2006 y 2008 aumentó 86% la cantidad de oficios con medidas cautelares (embargos e inhibiciones), cialis concretamente el año pasado terminó con 53.888 presentaciones. Lejos de mejorar, look estas medidas legales están subiendo.

Entre el primer trimestre de 2006 y el mismo período de 2007, esas acciones legales aumentaron 15%. Ahora, si comparamos el primer trimestre de 2008 contra los tres primeros meses de 2009, se registra una suba de 33%.

Entre enero, febrero y marzo de este año ya se han registrado 9.802 medidas cautelares. Los datos surgen de la Dirección de Registros Públicos referidos a la propiedad de inmuebles que lleva el registro de las medidas cautelares, estas son herramientas legales de las que dispone una persona para asegurarse el cobro de una deuda o un crédito.

La crisis

En el informe de gestión semestral, que elabora la Dirección de Registros Públicos, indican con relación al aumento de los embargos e inhibiciones: “Es importante destacar este rubro por ser reflejo de las condiciones socio-económicas de la provincia, ya que las medidas cautelares ingresan cuando los distintos tipos de acreedores intentan hacer efectivo el cobro de deudas”.

Además, en cada oficio presentado se puede pedir más de un embargo o inhibición. “Es impresionante como han explotado las medidas cautelares y es lo que sucede en una crisis”, indicó la titular de la Dirección de Registros Públicos, Paula Alfonso.

Déficit de viviendas

El mismo diagnóstico que Alfonso realizó Edgardo Civit Evans, titular de la Unión Interprovincial de Entidades de Viviendas (Unidevi) quien considera también que “en Mendoza hay un déficit de 140 mil viviendas.

Además, por el crecimiento vegetativo habría que construir entre 8 y 10 mil casas al año. Entonces tenemos que en promedio, entre el déficit y el crecimiento vegetativo, se deberían levantar anualmente 14 mil viviendas y sólo se construyen 4 mil”.

También indicó que “la vivienda está en estado de emergencia y por eso crecen las medidas cautelares contra los inmuebles. La falta de financiamiento limita el acceso a las viviendas y la falta de empleo y de salarios dignos hace que se terminen judicializando las deudas con medidas cautelares sobre los inmuebles”.

Sin techo

Civit Evans tiene claro que las viviendas dejaron de ser una prioridad para los gobiernos.

“Un matrimonio que recién se casa no tiene cómo acceder a una vivienda porque son ricos para el Instituto Provincial de la Vivienda y pobres para los bancos que están manejando tasas de interés para préstamos hipotecarios que llegan a 30% anual”.

La cadena de pagos

Por su parte Alberto Gago, titular del Centro de Investigaciones Regionales (CEIR), considera que el dato brindado por la Dirección de Registros Públicos explica que “son un claro indicador de que la crisis está golpeando en determinados sectores y anuncia una crisis más profunda”.

Para hacer esa reflexión agregó que “mucha gente abrió comercios y tuvo que cerrarlos al poco tiempo y en el centro hay muchos locales para alquilar. Si llega a la instancia de judicializar una deuda y esas medidas cautelares siguen creciendo la cadena de pagos está muy débil y casi rota”.

Datos

El titular del CEIR manifestó también que para la gente que trabaja en Ciencias Sociales es difícil conseguir datos que reflejen la realidad de la provincia debido a que el Indec no actualiza informaciones claves como la distribución del ingreso o altera indicadores como la inflación, impidiendo saber realmente cuál es el porcentaje de pobreza por ingreso.

Así las cosas, desde el Poder Judicial en general y en particular desde la Dirección de Registro Público afirman que han trabajado fuerte para poder tener informatizados y actualizados los datos de los inmuebles. Esto se tradujo en mayor celeridad en la atención y ponen un ejemplo: la inscripción de una propiedad antes se demoraba 97 días y hoy el trámite se termina en 9.

Gastón Bustelo – gbustelo@losandes.com.ar

Recuerdos de otra época
Notas Relacionadas

La crisis deja a 54.000 mendocinos en riesgo de perder sus casas
Martes, 05 de mayo de 2009

Edgardo Civit Evans, titular de la Unión Interprovincial de Entidades de Viviendas (Unidevi), afirma que no hay políticas de viviendas para la clase media y media baja. “El gobierno no ha cumplido con sus promesas del Plan Federal de construcción de viviendas ni con el plan inquilinos”.

Los ejemplos sobran. José Miguel Cassata tiene 85 años y trabajó como tornero en YPF toda su vida. A través del sindicato y del banco Hipotecario logró adquirir la casa propia. Le dieron una vivienda de 250 metros cuadrados de terreno con 150 metros cubiertos ubicada en el entonces barrio Eva Perón, hoy conocido como el Bancario de Godoy Cruz. Cassata se mudó a esa vivienda cuando llevaba un año de casado.

“La cuota me llevaba la mitad del sueldo y con la otra mitad vivía con mi esposa que se ocupaba de criar a nuestros dos hijos a los que mandaba a estudiar a un colegio privado. Cuando nos casamos ella dejó el trabajo de administrativa que tenía en Philips”, recuerda.

¿Qué pasaría hoy con un tornero de YPF? Desde la Subsecretaría de Trabajo afirman que por ese empleo un trabajador cobra unos $ 2.000 de básico, que coincide con el salario promedio de Mendoza según el Indec. Ese trabajador en un banco tiene pocas posibilidades de obtener un crédito para una vivienda y en el IPV debería esperar que se pongan en marcha los planes prometidos.

Igual, es dudoso que pueda destinar mil pesos a pagar la casa, como hacía Cassata 50 años atrás, y poder vivir con lo que le quede del sueldo. Además, la vivienda seguramente no tendrá 120 m2 cubiertos.

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario