Designado en la Escuela de M. Yunus

help Helvetica, check sans-serif;vertical-align: baseline;text-align: left;line-height: 30px;letter-spacing: normal;color: #3a587e;font-variant: normal;text-indent: 0px;background-color: #ffffff”>Un mendocino en la escuela de economía solidaria de Yunus

Autoridades de la ENS visitarán Mendoza para reunirse con representantes del ámbito académico y empresario, en diciembre.

Edición Impresa: martes, 19 de noviembre de 2013

Un mendocino en la escuela de economía solidaria de Yunus

Edgardo Civit Evans

Camila Reveco – creveco@losandes.com.ar

A partir de las premisas del “banquero de los pobres” Muhammad Yunus existen distintas sedes de la Escuela de Negocios Sociales (ENS) en muchos países del mundo (Estados Unidos, México, Honduras, El Salvador, Chile, entre otros).

Con la idea de expandirse e instalar en Argentina una manera solidaria de hacer negocios esta organización sin fines de lucro designó como representante al mendocino Edgardo Civit Evans, reconocido consultor económico financiero.

Las sucursales de la ENS en el mundo operan de la manera que lo hizo Yunus cuando fundó en 1976 el Banco Grameen.

Las entidades otorgan microcréditos solo a las personas más desfavorecidas que normalmente no tienen acceso a los créditos bancarios tradicionales.

No se trata de grandes cantidades de dinero, son justamente microcréditos que van de los 75 a los 300 dólares y que le permiten por ejemplo a una mujer que entiende de costura comprarse su propia máquina de coser y a partir de su trabajo, devolver el dinero que se le prestó.

Las opiniones y críticas más comunes en el mundo coinciden en pensar que los pobres no devuelven el dinero pero los resultados obtenidos han demostrado lo contrario: se ha conseguido un 99% de devoluciones.

¿Cuál es la clave? Todo gira en torno a la llamada “garantía solidaria” que consiste en prestar el dinero a las dos personas más pobres de un grupo de cinco que se juntan para solicitarlo, y las demás no reciben su préstamo hasta que las dos primeras lo han devuelto, de tal manera que se crea una especie de red de apoyo-presión. Si uno deja de pagar, todos pierden la posibilidad de recibir nuevas ayudas.

De esta manera y con la profunda convicción de que “un mundo sin pobreza es posible” Muhammad Yunus sacó de la miseria a 200 millones de personas en Bangladesh. El creador del microcrédito fue reconocido con el Premio Nobel de la Paz en 2006 por sus esfuerzos para incentivar el desarrollo social y económico de una manera sin precedentes.

Para conocer y concientizar el concepto en torno a la economía solidaria nos visitarán entre el 4 y el 7 de diciembre, dos de los máximos representantes a nivel global de la ENS.

Vienen Bernardo Javalquinto y Carlos Francisco Letelier; ambos son expertos economistas y se reunirán con rectores, decanos y profesores de distintas universidades como también con empresarios y políticos “porque es fundamental concientizar a todos los sectores de la sociedad, el sistema sabemos que funciona”, dijo Edgardo Civit Evans.

Tienen previsto además reunirse con Abel Albino, presidente de Conin “con quien compartimos las ideas y trabajamos en el mismo sentido” agregó Civit Evans.

“Se puede realmente vivir mejor, pero para eso es fundamental distribuir la riqueza en forma solidaria” sostiene el economista local y ahora representante de ENS en el país.

Agregó además que “los gobiernos han hecho un mal uso de los dineros públicos. Si en el país en vez de tener a 2,5 millones de personas con planes sociales, se les otorgara créditos a devolver mediante su trabajo sería otra la situación económica, social y cultural del país”.

Por último, Civit Evans resaltó: “En principio lo importante es brindar todo el conocimiento acerca de lo que significa los negocios sociales. Pretendemos capacitar y hacer trabajo de concientización, sobre todo en el ámbito educativo porque los conceptos de economía solidaria no son fáciles de instalar. Para esto es necesario que los rectores y decanos nos apoyen, se comprometan y participen”.

Por último dijo: “No tenemos posturas partidarias de ningún tipo”. El motor impulsor fundamental es derrotar la pobreza.

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario