Planteo inconstitucionalidad s/cautelares

PLANTEO DE INCONSTITUCIONALIDAD DE LA REFORMA JUDICIAL Y A LAS ACCIONES DE AMPARO Y MEDIDAS CAUTELARES.

DEMANDA CONTRA PODER EJECUTIVO Y ANSES

En el día de la fecha, treat con el patrocinio letrado de la doctora Cristian Zangoli, help he planteado la inconstitucionalidad de Resoluciones del ANSES y del CARSS que me privan del derecho a recuperar dinero aportado a una AFJP, case o a que se me acrediten los montos para incrementar mis haberes jubilatorios, tal como dice la Ley 26.425, promulgada por este Gobierno.

No hacer ninguna de las dos alternativas implica que se están quedando, sin justificativo legal, con mis ahorros o aportes.

Solicito se me reconozcan – como claramente han dispuesto numerosos fallos de la Corte Suprema de Justicia, de las Cámaras Nacionales Previsionales y Jueces Federales – los años que me demandaran obtener el reconocimiento Judicial de mis años de aportes jubilatorios, con sentencias de la Primera Cámara del Trabajo y de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

Sostengo que violando la ley que crea el Fondo de Sustentabilidad para “preservar” los dineros de los aportantes, gran parte de esos dineros se destinan a otros fines no previstos en la norma, como fútbol para todos, automovilismo, dar créditos a empresas extranjeras, subsidiar a concesionarios de licitaciones (como la responsable de la tragedia de Once) o empresas argentinas fundidas. Aerolíneas nos cuesta UN MILLON DE DOLARES POR DIA.

También parte de esos fondos se destinan a financiar gobiernos provinciales deficitarios, o al Estado para pagar deuda pública interna.

Pero no para abonar el 82% móvil a jubilados, como lo hacen los gobiernos de Santa Fe y Córdoba.

Formulo reservas y planteo la inconstitucionalidad, para el caso de corresponder, de la reforma judicial, que atentando contra el Artículo 43º y otros de la Constitución Nacional, y 25º de la Convención Americana de Derechos Humanos, llamado Pacto de San José de Costa Rica, pretenden eliminar, reducir, modificar, condicionar, o lo que fuere, el instituto universal de la acción de amparo y las cautelares que se respetan aún en naciones imputadas de autoritarias o dictaduras.

Esta absurda e ilegítima pretensión del Poder Ejecutivo de avanzar sobre la Justicia, aún con el apoyo del Congreso, y de restringir la vía del Amparo ha sido severamente cuestionada por Legisladores, Magistrados, el ex Fiscal, Julio Strassera; por la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, por los Colegios de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y de  varias provincias; por prestigiosos tratadistas; por ONG que defienden los derechos de los ciudadanos. En síntesis, por todos los sectores vinculados al Derecho en la República Argentina.

Ha sido calificada con términos como “vergonzosa”, “inaceptable”, “inconstitucional”, “aberración jurídica”, “intento de destruir las instituciones y el Poder Judicial”, etc.

Todos, en forma unánime, han expuesto que pedirán la inconstitucionalidad de la reforma del Consejo de la Magistratura, de las Cámaras de Casación y del instituto del amparo.

Se ha sostenido que tan aberrante intención no tiene precedentes en la historia del derecho nacional ni extranjeros durante gobiernos Constitucionales.

Sólo, y por un tiempo, fueron suspendidas las acciones de amparo y las medidas cautelares durante el gobierno de facto del General Juan Carlos Onganía, en la década del 60, con el cual debería compararse esta inconstitucional decisión del Poder Ejecutivo ratificada por el Congreso de la Nación mediante el lamentable sistema de levantar las manos para apoyar cualquier decisión del Poder Administrador por el solo uso de la mayoría, aunque se trate de una aberración como ésta.

Gobiernos totalitarios y dictatoriales, que niegan derechos fundamentales, no se han animado a suspender las acciones de amparo y las medidas cautelares.

Similar reserva formulo respecto de la creación de Cámaras de Casación, por encima de las actuales. Sólo servirán para demorar los ya largos juicios de los adultos mayores y probablemente sean otro medio para extender o eliminar las Constitucionales expectativas de miles de jubilados.

Hasta que se mueran.

Insólita forma de defender los derechos humanos.

Edgardo Civit Evans

Ciudadano

Be Sociable, Share!


Deje su Comentario